La calidad de la misericordia, es un libro en el que Brook reflexiona sobre el gran Shakespeare. Desde el prisma del humor y haciendo gala de una vitalidad envidiable, como sólo alguien con oficio y experiencia sobrada podría hacerlo, analiza algunos de los textos del dramaturgo, sin solemnidad y con un profundo amor al arte escénico y a la palabra.

Un libro preñado de anécdotas y ejemplos que descubren al lector los entresijos de los despachos de los doctores y críticos en los que corren ríos de tinta acerca de la legitimidad de la autoría de las obras de Shakespeare, reduciendo al absurdo muchas de las afirmaciones y haciendo un divertidísimo recorrido por aquellas teorías, a veces, verdaderamente sonrojantes. Poniendo de relieve el interés y el negocio que subyace a muchos de los estudios sobre el particular.

El veterano autor -del fundamental El espacio vacío- describe el vértigo sentido y el placer experimentado en los procesos de trabajo, relativos a los montajes que, a lo largo de su dilatada carrera, ha realizado sobre textos del inmortal Shakespeare.

Ahora La calidad de la misericordia puede leerse en castellano, traducido por la dramaturga, filóloga y traductora, Diana I. Luque. El prólogo corre a cargo del dramaturgo y hombre de teatro, Eusebio Calonge (Premio Nacional de Teatro, 2010, con su compañía La Zaranda).

La calidad de la misericordia. Reflexiones sobre Shakespeare de Peter Brook

$2.390,00

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

La calidad de la misericordia, es un libro en el que Brook reflexiona sobre el gran Shakespeare. Desde el prisma del humor y haciendo gala de una vitalidad envidiable, como sólo alguien con oficio y experiencia sobrada podría hacerlo, analiza algunos de los textos del dramaturgo, sin solemnidad y con un profundo amor al arte escénico y a la palabra.

Un libro preñado de anécdotas y ejemplos que descubren al lector los entresijos de los despachos de los doctores y críticos en los que corren ríos de tinta acerca de la legitimidad de la autoría de las obras de Shakespeare, reduciendo al absurdo muchas de las afirmaciones y haciendo un divertidísimo recorrido por aquellas teorías, a veces, verdaderamente sonrojantes. Poniendo de relieve el interés y el negocio que subyace a muchos de los estudios sobre el particular.

El veterano autor -del fundamental El espacio vacío- describe el vértigo sentido y el placer experimentado en los procesos de trabajo, relativos a los montajes que, a lo largo de su dilatada carrera, ha realizado sobre textos del inmortal Shakespeare.

Ahora La calidad de la misericordia puede leerse en castellano, traducido por la dramaturga, filóloga y traductora, Diana I. Luque. El prólogo corre a cargo del dramaturgo y hombre de teatro, Eusebio Calonge (Premio Nacional de Teatro, 2010, con su compañía La Zaranda).

Mi carrito